8 mar. 2016

Tiempo de relax

De nuevo vacaciones "fuera de temporada" pero vacaciones al fin. Tienen un encanto especial. Los días de sol son una delicia.

La playa es un disfrute: acercarse hasta la orilla para recoger piedras que parecen joyas, observar los pesqueros que regresan a puerto, adivinar la silueta de los grandes buques que se otean en el horizonte, los pescadores a pie de playa con sus hileras de cañas, las terrazas de los chiringuitos al sol mientras nos llega el aroma de los "espetos", seguir con la vista a algún valiente bañista, sin olvidarnos de las brigadas municipales que se afanan en adecentarla a la espera de los turistas que en un par de semanas la abarrotarán.

Por "imperativos" de viajar en avión he tenido que renunciar a hacer ganchillo o punto. Me he volcado en el punto de cruz y algo de frivolité.

Me apetecía hacer pequeñas piezas como los guarda tijeras que me encantan pero para las que no encuentro nunca tiempo. El montaje final lo dejaré para la vuelta a casa. También me he animado con un marca páginas. Es el primero que hago de punto de cruz y me gusta cómo queda.

También he "forrado" algunas piedras marinas. Cuando están en la orilla, bañadas por el mar, parecen joyitas pero que una vez secas pierden su belleza.

En la visita de rigor al rastro he encontrado 2 carretes de madera de hilo DMC "Retors d'Alsace" número 80. Me gustaría poder aprovechar el hilo porque tiene un brillo muy bonito pero igual se me rompe en pedazos aunque lo que de verdad me interesa son los carretes. El caso es que me gustan mucho tal y como están .... igual les perdono la vida.

 

 

 

1 comentario:

Pumuky Manualidades dijo...

Son una moneria estas miniatura.
si quieres un consejo para las piedras cuando llegues a casa las metes un tiempo en agua dulce cambiandoles de vez en cuando el agua, y si no te gustan luego pues le puedes dar un barniz que venden para las manualidades..........
Las vacaciones siempre son buenas sea el tiempo que sea así que a disfrutar que son dos dia......
Besos