14 feb. 2016

Mi mamá es una Artista

Si, de verdad. Hay que serlo para hacer estas maravillas en una época en la que apenas había acceso a la información (revistas, libros, internet...) y si lo había, lo que no había era dinero.


Aprendió, cómo la mayoría de mujeres de entonces, con lo que veía hacer y lo que se enseñaban unas a otras. En su casa no aprendió, porque tuvo la mala suerte de ser huérfana de madre desde niña y además ser la mayor de los hermanos. Con lo que tiene todavía mucho más mérito

Yo la recuerdo de siempre haciendo punto. Si no era un jersey para mi padre era para mi hermano o para mi y si no, para sus hermanos y por supuesto para los bebés que iban llegando a la familia. El caso era tener siempre una labor entre manos.


Todo lo que hacia lo regalaba, por eso ha sido una sorpresa descubrir estas "obras de arte" que ella conserva en una caja "por sí acaso". De eso nada, estas no se regalan. Hoy ya no teje pero no importa, ahí están sus trabajos para orgullo de todos nosotros.

Y la caja de ovillos....?. Tadavía recuerdo haberla ayudado a hacer los tirabuzones de una colcha de ganchillo, que hizo con ellos.

Creo que apenas la he visto puesta pero.... ¡qué bien que lo pasamos mientras la hacíamos y veiamos lo bonita que quedaba!!! Eso, no tiene precio.

En la caja tiene escrito el precio y la fecha de compra 22/02/1978. Dentro de muy poco serán 40 años!!

Para mi ha sido descubrir un auténtico tesoro. En su momento, cuando aún no se me había despertado la pasión por las labores, no supe apreciarlo pero hoy tengo el grandísima satisfacción de compartir algunas de ellas con todas vosotras.

 

 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

que bonito encontrar esos tesoros, tu madre también es una artista como tu un beso loly

Alhana dijo...

Mi madre aprendió de la misma forma, con la ayuda de una vecina que sabía un poco. Hasta no hace mucho era así. :-)

Una verdadera artista, las prendas son preciosas. ¡Qué bien que conservéis algunas para el recuerdo!

Rafaela dijo...

Una preciosidad todos hasta los colores parecen de dulce. Me encantan.

maria dijo...

Que ilusión encotrar esos tesoros y muy inteligente tu madre guardando unas cuantas en una caja, siempre se piensa al hacer labores que quiza no las valorará nadie pero siempre hay personas que se van sucediendo generaciones nuevas que aman y disfrutan las labores hechas a mano y con tantos pensamientos,tristezas y alegrias entre sus puntadas sus lazos y bordados.
Muchas hemos aprendido así a hacer punto con mamá, la abuela y
alguna tía, ganchillo con una vecina y el amor por las labores de todas ellas. Una suerte haber entrado en estos mundos, ahora estoy aprendiendo bolillos y mis maestras, unas amigas reales y otras virtuales a traves de internet, una de las virtules, este blog que consulto a menudo.Gracias por compartir lo que sabes. Un abrazo

Manoli dijo...

Como te comprendo. Mi madre tambien era una apasionada de las labores. le daba igual, canastilla para bebé, vestidos para ella y para nosotras, cosas para la casa.. de todo un poco. Siempre tenía alguna vecina que venia a que le enseñara a hacer punto o ganchillo.
Qué pena no haber tenido en aquellos momentos la facilidad para hacer fotos como tenemos ahora.
Guarda esos tesoros, yo de vez en cuando paso por su trastero y se me pasan las horas mirando sus cosas, muchas de ellas las reciclo para mí.
Besos

montse dijo...

Estos trabajos si que son tesoros de los de verdad. Tu madre tiene manos de angel para hacer estos trabajos