17 sept. 2013

Encaje de Flandes

¿Que vas a dedicar una semana de las vacaciones a hacer un curso de Bolillos?, ¿estás loca, o qué?.

Estás son algunas de las perlas que me soltaban mis familiares, amigos y compañeros cuando les decía que estaba deseando que llegara el verano para asistir, junto con unas amigas, a un Curso de Encaje de Flandes.  Sus comentarios me hacían gracia pero en el fondo sabía que  no les faltaba razón pero es que lo mío con los Bolillos, más que amor, es frenesí.

La experiencia ¡qué voy a deciros! ha sido.... es-tu-pen-da. Se me ha pasado el tiempo volando. Era la primera vez que hacía un monográfico de Encaje y menos de Encaje de Flandes. Había visto, eso si, muchos trabajos y todos me parecían preciosos pero fuera de mi alcance, vamos que no me veía yo tejiendo nada de eso. Si os soy sincera, me daba un poco de vértigo, pues tenía dudas de que fuera capaz de hacerlo, !es tan delicado!. En honor a la verdad, en algún momento se me pasó por la cabeza entregar la toalla. Me alegro de no haberlo hecho.

Estas son algunas muestras que hemos realizado y como soy una lanzada también me he animado a seguir el pañuelo que, como el tiempo no daba para más, la profe nos dejó iniciado.

¿Sabeís que os digo?,  !Me encanta el Encaje de Flandes¡ y creo sinceramente que esta historia no ha hecho más que empezar. Ya tengo unos cuantos proyectos en la cabeza.



10 sept. 2013

Chal de tres picos de Encaje de Bolillos en Punto Espejo

Me gusta llevarlo enrollado en el cuello
Había visto hacer chales con anterioridad pero no terminaba de animarme porque me parecía que el proceso era complicado.

Ahora que me he puesto a ello, no voy a decir que sea difícil pero fácil tampoco, vamos que tiene su "intríngulis". He hecho un montón de dibujos para interiorizar el "cómo se hace".

Lo he trabajado a Punto de Espejo. En algunos Encuentros de Encajeras he visto pañuelos trabajados sólo con este punto y quedan muy bonitos.

Tengo la duda de si este Punto se sigue denominando Espejo indistintamente de si la mota se trabaja a Medio Punto o a Punto de Repaso.

Desde el punto de vista técnico el Punto de Espejo es sencillo de realizar. Sólo lleva Punto de Repaso y Trenzas con puntillones, pero.... se me ha hecho pesado. Igual también se debe a que la pieza es hermosa, mide 1,5 en la diagonal y los lados 1,05 además lleva muchísimos bolillos.

Cada banda llevaba unos 100 bolillos, solo para la mota se necesitan 16 bolillos, así que los tenía que atar en manojos para poder quitarlos de en medio y mantener despejada la zona de trabajo.


Detalle esquina y hebras salientes antes de recortar
Para tener despejada la zona de trabajo los he atado en manojos, aún así molestaban un montón.

Al final, hay que rematar un montón de hebras que abandonan la labor. Como pienso que ya están suficientemente rematadas las he cortado al ras.

El remate del pico del extremo lo he hecho con el método "Remate de Brujas" .


Se me olvidaba deciros que lo he trabajado con un hilo que es mezcla de Seda y Rayón que lo compré en un Encuentro de Encajeras y, como tardé en empezarlo, cuando me puse a ello creía que no me iba a llegar.

Como el hilo es matizado le entremezcle parejas cargadas con hilo de lino en dos colores (verde musgo y ocre) que le conjuntaba muy bien.

Por curiosidad lo he pesado y son 100 grs. justos.

Me he llevado una sorpresa porque coge bastante cuerpo, es gustoso al tacto y resulta muy ligero.

3 sept. 2013

Pendientes de anillos celtas

Me gustan mucho los anillos celtas. ¡Me encantan los efectos que se consiguen con ellos!.

Los vea donde los vea, captan mi atención inmediatamente.

Si además resulta que es en alguna de las técnicas que practico, como en este caso el Frivolité,  no puedo resistirme a aprender.

Este verano me había propuesto aprender a hacerlos y aunque no le he dedicado tanto tiempo como en un principio pensaba, si he podido hacer unos pendientes.

Aparentemente están bonitos, pero todavía no están "redondos".

La técnica no es difícil pero hay que cogerle la vuelta (que si por arriba, que si por abajo) y en cuanto le das la vuelta ya no sabes si donde esta el inicio. En fin que tengo que seguir practicando hasta conseguir que salgan bien.


Se ha juntado todo, por una parte la técnica era nueva y por otra que era la primera vez que hacía Frivolité con aguja de malla. Los primeros días se me hacía muy raro pero al final me parecía que llevaba da la vida haciéndolo.