6 ene. 2011

Encaje de Almagro

Almagro (Ciudad Real) es famosa, entre otras cosas, por sus encajes y blondas. Los primeros encajes de blonda fueron blancos del color de la seda natural. Posteriormente se realizaron tanto en blanco como en negro. Son típicas las llamadas “aplicaciones”, que son piezas para incrustar en tela. Están realizadas en algodón con infinidad de dibujos y formas.
Las blondas (Mantillas Almagreñas) adornadas con motivos florales se llevaban a París donde se vendían como variantes de Encaje Chantilly. Los patrones eran similares a los que se hacían en Cataluña, pero con la particularidad de que para el tul se utilizaba seda torcida o granadina y para los diferentes motivos, seda floja o lasa. 
Los encajes eran realizados siempre por mujeres quienes aprendían el manejo de los bolillos de sus madres y abuelas. Estas labores contribuían a mejorar la economía familiar. En el Quijote, podemos leer "... como es posible que una rapaza que apenas sabe menear doce bolillos de randas" y  ".. Sanchica Panza gana haciendo puntas ocho maravedíes, ahorros que va poniendo en una alcancía para ayuda de su ajuar." Afortunadamente para nosotras, las amantes del encaje, a pesar de la mecanización en la elaboración del encaje, la tradición nunca se perdió y hoy día se siguen haciendo Encajes en Almagro donde es fácil que os encontréis a alguna mujer trabajando a la puerta de su casa.
A modo personal, os recomiendo que hagáis una visita a Almagro, donde seguro disfrutaréis del encanto de una ciudad Manchega, de sus edificios singulares y su maravillosa plaza porticada, así como las numerosas tiendas de encajes con todo tipo de accesorios para su confección. Además os recomiendo visitar el Museo del Encaje y la Blonda de Almagro y por supuesto, ir a ver el monumento a la Encajera. Os aseguro que merece la pena conocer Almagro. Ya he estado 2 veces y dicen que no hay 2 sin 3....


Al fondo, la entrada al Museo del Encaje y la Blonda

Cesteria de Esparto típico Almagreño

Monumento a La  Encajera

Escaparate de un comercio

Entrar aquí es ..... olvidarse del tiempo.
Estando en Almagro.... ¿como no comprar una escalerilla?.