3 may. 2018

Cojín para alianzas - Wedding rings pillow

En unas semana se casa el hijo de una amiga muy querida y, aunque no tengo ningún compromiso, me apetece mucho hacerle un regalo de elaboración propia pero ando perezosilla así que, después de darle unas cuantas vueltas, he decidido hacerle un Cojín de Alianzas.

He tirado de existencias y he encontrado una tira de encaje de bolillos que hice hace unos años y que estaba esperando su momento.Con la idea clara de lo que quería hacer, ayer compré tela de raso y nada más llegar a casa me puse a decidir el tamaño y a precolocar la cinta para ver como le formaba las esquinas.

Os adelanto que me he llevado una gran sorpresa con la tela de raso. No sabía que era tan puñetera, por decirlo finamente.

Me ha gustado mucho la idea de los Cojines de Alianzas. Es un detalle estupendo para aquellas ocasiones en las que, o bien no tienes un gran compromiso o, no tienes tiempo o simplemente quieres hacer un regalo pero sin complicarte la vida, pero con el añadido de que es de Encaje de Bolillos, que es más que un plus. Eso si. no se sí volveré a utilizar tela de raso porque he terminado de ella hasta las mismísimas.

Una vez dicho esto os cuento como lo he hecho. He cortado dos piezas, cada una de 18x18 cm.

He colocado la puntilla sobre la pieza superior pero dejando 3 cm del borde porque me gusta el efecto de que quede al aire. Es decir no quiero que esté cosida en la costura sino más adentro. De tal forma que, una vez finalizado, la parte visible de tela mide 15x15 cm.

Primero mientras iba asentándola y formando las esquinas la he fijado con alfileres, luego cuando ya el efecto final estaba claro le he hilvanado y por último la he cosido a mano.

El siguiente paso ha sido coser a máquina la dos piezas del cojín. He girado el encaje hacia adentro y una vez terminado le he dado vuelta a las piezas para proceder al relleno.

Ese ha sido otro quebradero. He utilizado miraguano que tenía en casa pero por más que lo deshilaba no podía evitar los bultos.

Como ya estaba hasta las mismísimas he estado a puntito de deshacer el trabajo y rehacerlo con tela de batista.

Suerte que tenía que comprar lazo y en la mercería, además de corroborarme en mis recientes apreciaciones sobre la susodicha tela, me han indicado que para evitar los bultos, probara a ponerle un relleno de miraguano pluma (parte superior derecha).

Una vez sustituido el relleno, el aspecto final ha mejorado muchísimo. Espero que, como a mi, os guste la idea.

 

1 comentario:

Pumuky Manualidades dijo...

Es un regalo muy personal y seguro que gustara a los futuros .....
Besos