29 nov. 2015

Camariñas y El Encaje de Bolillos

Una de las regiones españolas con más renombre y prestigio en el mundo del Encaje de Bolillos es Galicia y en concreto Camariñas y otras localidades de su entorno, como Vimianzo, Muxía, etc.

Hace algún tiempo fui con mi marido a visitar la zona. Me había oído tantas veces hablar de Camariñas que le pareció una buena disculpa para visitar Galicia. Establecimos la sede en Santiago y desde allí hacíamos salidas diarias, una de ellas fue a Camariñas.

Visita obligada era el Museo do Encaixe "creado en 1996 para mostrar el patrimonio etnográfico que atesora el pueblo y promover su conservación". Frente a la puerta principal está el monumento a La Encajera.

Resultó que aquel día a primera hora, los únicos visitantes éramos nosotros. Un gustazo tener el museo a mi disposición. Mirar, detenerme y volver sobre mis pasos y mientras, mi marido sacando las fotos. Pasé unas horas maravillosas.

Luego tocaba visitar las diferentes tiendas de encaje desperdigadas por el pueblo ¡¡¡cuántas horas de trabajo y recogimiento hay detrás de cada pieza¡¡¡¡.

Me encantó todo lo que vi. Saqué un sinfín de fotos. Hice algunas compritas en especial me gustó el pañuelo de "Simonas" que está tejido primorosamente.

Mi marido, que iba de mero acompañante, se quedó prendado del pueblo, de la sencillez de su gente, del aroma a puerto pesquero, de la tranquilidad que se respiraba.... Los graznidos de las gaviotas nos acompañaron en nuestro paseo, de tienda en tienda, por el pueblo.

Siempre me recuerda "lo rico que estaba aquél café que nos tomamos en aquella cafetería bajando al puerto"…. y a continuación me dice, "algún día tenemos que volver allí, ¿no te parece?". Si, por supuesto habrá que volver. Nos quedó un regusto muy bueno del viaje.

Ya que estábamos allí visitamos el Faro de Cabo Villano. Primer faro de España en funcionar con luz eléctrica, construido en 1986 para sustituir a otro más antiguo que funcionaba desde 1845 a vapor. Su luz alcanza las 40 millas siendo uno de los faros más potentes de la costa. Es una auténtica fortaleza de piedra, situado en un entorno "maldito" por las tragedias que ha padecido debido a la bravura del mar. La Torre del faro, de 25 metro de altura, se alza sobre un roquedo a más de cien metros de altura sobre el nivel del mar. Durante mucho tiempo tuvo, de salvapantallas, una foto del faro.

Mientras estábamos allí pudimos comprobar la fuerza del viento ¡era impresionante! y fue divertidísimo como el viento llenaba nuestra ropa y nos empujaba mientras parecía que volábamos. Los alrededores del faro son de una espectacular belleza y la perspectiva del faro cambia a medida que se recorre la costa.

Los días que pasamos allí dieron mucho de sí. Qué decir de Santiago, pero ¡Galicia es mucho más!.

2 comentarios:

Alhana dijo...

Algún día me gustaría visitar la zona también. :-)

Pumuky Manualidades dijo...

Yo he estado en este museo y es una preciosidad todos los trabajos que muestran,,,..........Galicia entero es muy bonito tengo que volver......
Besos