13 nov. 2010

Puntilla para balda estilo Cantú

Esta puntilla es preciosa, y además sólo se necesitan 7 parejas de bolillos. No tiene absolutamente ninguna dificultad, el único inconveniente es que hay que estar constantemente utilizando "la duquesa" o el ganchillo para hacer las uniones y esto a algunas encajeras, les resulta pesado y monótono.

Para hacer esta composición hay que procurar que los motivos salgan enteros. Así que hay que tener en cuenta el largo de la balda y el tipo de hilo a utilizar. Al final lo motivos tienen que salir enteros, como la balda no se puede alargar ni encojer, habrá que cambiar el hilo.

Un poco sobre el Encaje de Cantú:
El nombre de encaje procede de la ciudad de Cantú que está a 10 kms. de Como y a unos 40 kms. de Milán.
Hoy en día, Cantú es reconocido como un centro de artesanos especialmente expertos mueblistas (son unos auténticos artistas, he visto reproducciones en madera de motivos de encaje).

Cantú también es conocido a través del mundo por su producción de encaje fino, una tradición que comenzaron las monjas Benedictinas en 1600.

Es un tipo de encaje que tiene muchas curvas, por eso es conveniente trabajarlo sobre un cojín redondo (tipo galleta) porque hay que estar girándolo constantemente. Tiene muchos calados y formas muy elegantes. Los motivos van unidos por trenzas falsas y los puntos utilizados son el punto entero y medio punto. En las curvas muy cerradas hay que hacer vemicellos. Se trabaja haciendo caminitos y trabajando pies a los dos lados. La parte exterior del pie, algunas veces lleva puntillón.

Conviene tener siempre el motivo a trabajar, en el centro del mundillo por eso si os fijais no tengo el patrón directamente sobre el mundillo, sino que lo coloco sobre una almohadilla (un pedazo de colchoneta) para moverlo con facilidad y no tener que quitar todos los alfileres cuando hay que mover la labor. El pástico es para evitar ensuciar la labor y sobre todo para que no se enganchen los bolillos en los alfileres. Tengo una "herradura" que se supone que es para lo mismo, pero al final creo que me arreglo mejor con le plástico.


Lo siento, no he encontrado la fotocopia del diseño, tan sólo el patrón que utilicé. En  este primero se puede ver de que forma tan sencilla he resuelto el remate final.
Solución al remate en los extremos

Motivo a repetir, tantas veces como se desee, hasta conseguir el largo deseado.