29 sept. 2014

Encaje de Flandes auténtico

Mi amiga Marisa ha estado unos días de vacaciones en Los Países Bajos y ha visitado, entre otros lugares, Bruselas, Gante y Brujas ¡cómo no, siendo como es, una amante del encaje de bolillos¡. Tendríais que ver que bien trabaja. Deja las labores como sí estuvieran almidonadas.

Ha comprado libros, hilos y las auténticas "duquesas", que son las que tienen, en el extremo del mango de madera, una aguja con la punta (doblada formando un ángulo) hacia afuera. Siempre había pensado que la "duquesa" era la que se enhebraba. Ahora se que lo que yo llamaba duquesa es en realidad "Lazy Susan" o "Lazy Maid".

A las amigas nos ha regalado unos preciosos tapetes de encaje de Brujas y de Flandes y "duquesas", lo que ha sido todo un detallazo.

Os muestro el de Encaje de Flandes. Es una pocholada y está fenomenalmente trabajado. Creo que está hecho a mano ya que hay algunas pequeñas diferencias entre motivos, cosa que sí estuviera hecho a máquina serían todos exactamente iguales.

En la parte inferior se aprecia el remate. No se han complicado nada, al llegar han añudado y listo.

Me pregunto dónde y quién hace todo el encaje que se vende en Países Bajos. Algunos son auténticas preciosidades.

 

 

23 sept. 2014

Trabajos concluidos

Disponer de tiempo es lo que tiene, puedes hacer un montón de cosas que en la rutina del día a día, resultan imposibles. Además de tiempo, hay que tener ganas (que no siempre se tienen).

Durante estas vacaciones, como además de tiempo he tenido ganas, he completado las tareas que había dejado inconclusas durante el invierno.

Para el cosido he optado por la "puntada atrás", no la había usado antes pero me ha conquistado.

En apariencia es muy similar a la vainica pero como va reforzada no es necesario hacerle dobladillo y se puede cortar, sin peligro de que se deshilache.

 

15 sept. 2014

Mini-tapete de Encaje de Flandes

Este patrón, también del libro "Flanders lace - Step by Step" de Mary NIven, me ha gustado especialmente por el borde interior. En cuanto a su ejecución, he decidido ponerle hilo de contorno pero el esquema no lo contemplaba. El resultado final no me gusta. Creo que hubiese sido mejor no ponerlo.

En principio iba a ser un esenciero pero se ha quedado en un tapete. En otra ocasión será.

He necesitado 32 parejas más otra de hilo de contorno para los motivos interiores y un bolillo para el hilo de contorno del borde exterior. En las esquinas, para hacer ese pequeño guisantinto, hay que añadir una pareja que una vez finalizado, se quita.

Quitando lo que he comentado del hilo de contorno me ha resultado muy agradable trabajarlo.

Después de haber estado estudiando cual sería el mejor sitio para empezarlo, lo he hecho pero, por el peor. Además, siguiendo en mi línea, pensé en hacer el remate final uniendo lo extremos, lo que además de que me ha costado muchísimo, me ha quedado fatal. A ver si la próxima vez me acuerdo de que por algo las Encajeras de Flandes, hacen la unión superponiendo los extremos.

Hay que estar super atenta al esquema y no dejarse confiarse en lo que ya se sabe porque hay muchas variaciones en las entradas y salidas de parejas lo que hace que no puedas estar mucho tiempo seguido trabajando, por el esfuerzo que supone.

Como curiosidad, calculo que he tardado unas 50 horas en completarlo (con remate incluido).

 

 

9 sept. 2014

Babero de Bucks Point Lace

Esta puntilla es un diseño de Pamela Nottingham de su libro "The Techniques of Bobbin Lace". Quería retomar este tipo de encaje y esta puntilla me pareció sencilla y bonita así que ¿porqué no intentarlo?.

Se necesitan 14 parejas y otra más para el hilo de contorno. La he trabajado con hilo de algodón número 50.

El diseño no tiene dibujada la esquina y además tampoco la quería ya que desde un principio pensé en hacerla frunciendo el encaje, que también quedan muy bonitas aunque yo nunca lo he hecho hasta ahora. Primero lo hice plegándolas, pero no me gusto así que la solté y volví a coserla. Esta vez me gusta más. Han quedado más recónditas.

En ella se pueden apreciar algunas de las características de este encaje como son:

El fondo de Punto de tul; los "honeycomb stitches" que son esos agujeros bordeados de 6 agujeritos más pequeños; los puntillones en el borde exterior; las parejas pasivas que se desplazan a lo largo del borde exterior y que en esta ocasión se trabajas de una forma muy curiosa; el pie, con la forma tan peculiar de trabajarlo para que no queden agujeros y el hilo de contorno.

Hace mesé que la tengo terminada pero el tema de montar el babero y coserla me estaba dando, como lo diría...., vértigo. Si, vértigo. Lo de lo aguja no es lo mío.

A la hora de plancharlo me he dado cuenta que he puesto en el derecho, el revés de la puntilla. ¡Con lo que me ha costado ponerme a ello!. Pues así se va a quedar no la suelto otra vez ni loca.


 

 

1 sept. 2014

Marcapáginas de Bucks Point Lace

Sigo con el Encaje Bucks Point Lace, ahora le ha tocado el turno a este marcapáginas que es una mónada. Revolviendo en el baúl de los recuerdos he descubierto que este mismo ya lo hice hace ..... unos cuantos años y ahora que la miro me quedo alucinada de lo mal hecha que está, !madre mía, que horror¡.

En este caso el recorrido que hace el hilo de contorno no es el que yo le hubiera hecho, pero lo he seguido las instrucciones de la autora.

Como novedad, es la primera vez que hago los "puntos de espíritu" (guipures planos), con los bolillos sobre el mundillo. En cuanto a los puntillones .... me tienen hasta las mismísimas ... Los hago todos igual pero algunos parecen tener vida propia.

Lleva 18 parejas más otra para el hilo de contorno. He utilizado algodón del número 80.